Generación de energía con hidrógeno

Durante los últimos años, las energías renovables han cumplido un rol importante en la generación de energía, puesto que tanto en el Perú como a nivel mundial la tendencia es colaborar con la reducción de emisiones, fomentando la generación de energías renovables, al ser estas limpias, inagotables, y amigables con el medio ambiente.

Las fuentes de energía renovable más comunes y utilizadas son la energía solar, eólica, hidráulica, y de biomasa, sin embargo, hay un elemento cuya utilización se encuentra aun en desarrollo y puede ser utilizada como una fuente de energía muy eficaz: el hidrógeno.

De acuerdo al International Renewable Energy Agency (IRENA), el hidrógeno puede llegar a asumir el lugar de combustibles fósiles, los cuales son bastante perjudiciales para el medio ambiente.

 

 

Energía con Hidrogeno


 

¿Cómo se produce el hidrógeno?

Se encuentra en estado gaseoso, es muy abundante y constituye aproximadamente el 75% de la materia del universo. No obstante, el hidrógeno se encuentra combinado con otros elementos y es por esto que éste debe pasar por ciertos procesos químicos, y así utilizarlo como elemento para la generación de energía.

 

¿Para qué pude ser empleado el hidrógeno?

  • Generación de combustible para automóviles
  • Generación de electricidad
  • Reemplazo del petróleo para producir materias primas

 

¿Cuáles son las clases de hidrógeno para generación eléctrica?

  • Hidrógeno gris: Esta clase de hidrógeno es producida a partir de combustibles fósiles, que al aplicárseles calor se libera el hidrógeno y luego pueda separarse durante la reacción del metano y el vapor.
  • Hidrógeno azul: Este se produce a partir del dióxido de carbono. Esta producción tiene una afectación moderada al medio ambiente ya que el dióxido de carbono producido se captura en el proceso de producción y puede ser almacenado bajo tierra, o procesarse como materia prima.
  • Hidrógeno verde: Este es generado a partir del proceso de electrólisis, el cual separa los componentes del H2O, es decir, del hidrógeno y el oxígeno. Por esto mismo es que es llamado verde, ya que no produce emisiones de dióxido de carbono y otros gases que afectan al medio ambiente.