Diferencias entre la energía activa y la energía reactiva

En nuestros recibos de electricidad, dos de los conceptos que son cobrados a los consumidores finales, son la energía activa y la energía reactiva. A continuación presentamos en qué consiste cada una, y de esa forma entender en qué se diferencian.

 

Diferencias entre la Potencia y la Energía

 

La energía activa:

 
La energía activa es aquella que es retirada de las redes del Sistema Interconectado por los usuarios, cuya electricidad es utilizada para el funcionamiento de las maquinarias, instrumentos, o cualquier otro aparato conectado a la red eléctrica. Es decir, la energía activa es aquella que es utilizada por el usuario de electricidad para realizar las acciones cotidianas del día a día, sea para el funcionamiento de una persona jurídica, o para el consumo del hogar.

 

La energía reactiva:

 
Una vez que los artefactos conectados a la red eléctrica consumen la energía activa para poder funcionar, este mismo funcionamiento genera a su vez energía que no es energía eléctrica, sino energía reactiva. Esto quiere decir que, la energía reactiva se genera por el propio uso de los aparatos, la cual se devuelve a la red eléctrica de la cual se obtuvo la energía activa en un inicio.
 
En palabras un poco más técnicas, la energía reactiva surge de la desincronización del voltaje y la corriente eléctrica en los sistemas de corriente alterna, lo cual ocasiona pérdidas, aunque ayuda a mantener el voltaje de destino a un cierto nivel y puede reducirse colocando capacitores en el destino de la carga.

 

¿Por qué se cobra a los usuarios finales la energía reactiva, si esta no es consumida?

 
La energía reactiva se cobra porque esta es transportada desde el artefacto que la produce, hacia la red, y ese transporte tiene un costo que debe ser asumido por el usuario.